LAS CENIZAS DE ÁNGELA de Frank McCourt

LAS CENIZAS DE ÁNGELA

Frank McCourt



«Cuando recuerdo mi infancia, me pregunto cómo pude sobrevivir siquiera. Fue, naturalmente, una infancia desgraciada, se entiende; las infancias felices no merecen que les prestemos atención. La infancia desgraciada irlandesa es peor que cualquier otra infancia desgraciada, pero la infancia desgraciada irlandesa católica es la peor de todas...». Así empieza Las cenizas de Ángela, las memorias de la infancia de Frank McCourt que en 1997 fueron galardonadas con el premio Pulitzer a la mejor biografía. En ellas el autor nos cuenta, con un fino humor, cómo su familia logra salir adelante en medio de una terrible pobreza y a pesar de todo tipo de adversidades.

LA MÁQUINA DE ESCRIBIR
La noche se nos echaba encima y aún no se divisaba ninguna luz, la humedad nos estaba empapando las botas y el frío hacía castañetear nuestros dientes. Empezábamos a estar hartos de esa maldita excursión. 
El aire agitaba las hojas de los árboles y de fondo se escuchaban los aullidos de los lobos, de repente, un crujido hizo que nos sobrecogiéramos aún más, empecé a mirar a todos lados y ¡zas¡ algo me golpeó el hombro. Estaba claro, había alguien más allí.
Comenzamos a buscar el origen del ruido. Oímos pasos; cada vez estaban más cerca. Nos entró mucho miedo y decidimos buscar ayuda. Llegamos a una casa abandonada y allí nos recibió un personaje muy extraño…. 
Al fondo había un bosque oscuro e hizo que el tiempo nos detuviera el paso. Comenzaron a sonar ruidos del interior del bosque, intentamos rodear el bosque. Cuando miramos hacia atrás nos dimos cuenta que quedaba lejos el hotel y parte del grupo quería volver pero había que pasar de nuevo por el bosque. A medida que avanzábamos los ruidos eran cada vez más fuertes y entre los árboles apareció un grupo de murciélagos; las ganas de volver al hotel aumentaban, pero parte del grupo quería seguir adelante.
CONTINUARÁ….

MI CLASE

Mi clase es un espacio para que los alumnos escriban de una manera divertida sobre su clase, sus compañeros, sus vivencias en el aula ... Pero sobre todo con sentido del humor

LA MÁQUINA DE ESCRIBIR – 24 de octubre de 2018


LA MÁQUINA DE ESCRIBIR – 24 de octubre de 2018
La noche se nos echaba encima y aún no se divisaba ninguna luz, la humedad nos estaba empapando las botas y el frío hacía castañetear nuestros dientes. Empezábamos a estar hartos de esa maldita excursión. 
CONTINUARÁ….

LA MÁQUINA DE ESCRIBIR



LA MÁQUINA DE ESCRIBIR
La máquina de escribir es una actividad programada desde la biblioteca del centro y que consiste en crear un relato. Para ello se colocará una máquina de escribir en la entrada de la biblioteca, y se pedirá a los alumnos que añadan un párrafo nuevo hasta completar un relato de un folio de tamaño. Los relatos se expondrán en la biblioteca así como en el blog de la misma; cambiando quincenalmente de relato.

UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR de LUIS SEPÚLVEDA

UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR

LUIS SEPÚLVEDA



Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar (mal llamados jíbaros), y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías. Descritas en un lenguaje cristalino, escueto y preciso, las aventuras y las emociones del viejo Bolívar Proaño difícilmente abandonarán nuestra memoria.

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS de LEWIS CARROL

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

LEWIS CARROL



Estás a punto de entrar en el mundo de Alicia, el más extraño y asombroso, disparatado e insólito que hayas conocido y que jamás vas a olvidar. En este mundo, los gatos desaparecen sonrientes, las reinas tienen ejércitos de naipes, los conejos visten chaleco y te apremian para que los sigas. Y si los sigues, caerás por el agujero de su madriguera… Hasta el País de las Maravillas.Allí, las reglas que conocemos no funcionan; en el País de las Maravillas todo tiene su propia lógica. La hora del té no acaba nunca, Tiempo es un señor que se enfada si no sigues el compás cuando cantas y las lágrimas pueden llegar a formar un mar si justo en aquel momento tu cuerpo se encoge hasta ser diminuto. Desde su publicación, Alicia en el país de las maravillas ha fascinado a lectores como tú.